PRESERVACION DE DOCUMENTOS (II)

LAS FOTOGRAFIAS

La luz es la que crea las fotografías. Pero también la luz se encarga de destruírlas.

Los procedimientos de preservación son muy similares a los de los papeles: baja temperatura, baja humedad; ambas deben ser estables, y las fotos deben estar guardadas en lugares oscuros, y poco expuestas a la luz; en lo posible, nunca a la luz diurna. En lugares ventilados, limpios, sin polvo, y siempre en albumes o contenedores libres de ácido.

Cuántos tipos de fotografía diferentes hay conservados en los museos, bibliotecas, archivos y hogares?

Existen fotos desde aproximadamente 1840. Pero las primeras fotos son muy distintas de las actuales. Las primeras fotos eran de metal, no de papel. Las primeras fotos que se popularizaron en el siglo XIX fueron los daguerrotipos.

FOTOGRAFIA EN SOPORTES DE METAL

LOS DAGUERROTIPOS

Un daguerrotipo es una placa de cobre, cubierta de un baño de plata, mercurio y en ocasiones también oro. Sobre esta placa se imprime por proceso fotoquímico una imagen nítida, y monocromática. La toma de esta imagen es directa, es decir, el daguerrotipo es un positivo, una imagen única. La imagen queda invertida de su posición original; las letras y los números se verán al revés. Si está bien conservado, la superficie es como un espejo. Según el ángulo desde donde se mira, la imagen se ve en positivo o en negativo. El original, -único- se guarda protegido por un vidrio que queda separado un par de milímetros de la placa, todo sellado por una banda de latón por sus cuatro orillas, y dentro de un estuche de cuero o madera. Así venían presentados originalmente. Fueron usados entre 1840 y 1860. Los tiempos de exposición para la toma inicialmente fueron entre 5 y 20 minutos, hasta 1855, donde estos tiempos se acortaron a cerca de 10 segundos, dándole más sensibilidad a la plata con vapores de yodo y bromuro y aumentando la sensibilidad de los lentes.

El daguerrotipo fue inventado por Nicéphore Niépce, quien logró, desde 1826, obtener de distintas formas imágenes fotografiadas. En 1829 se asoció con un pintor y decorador teatral, Louis Daguerre. En 1833 Niépce falleció y Daguerre siguió adelante solo con los trabajos de fotografía, perfeccionó el sistema, y lo presentó en 1839 a la Academia de Ciencias, lo patentó y se lo vendió al gobierno francés.

Los daguerrotipos deben conservarse en sus estuches originales, con su placa de vidrio. Si no se contare con éstos, se los debe sellar entre dos placas de vidrio separados de la placa 1 o 2 mm. Jamás debe tocarse la placa de plata con los dedos, pues es muy sensible; hay que manipularlos con guantes. Deben embalarse en cartones libres de ácido, con un grado de acidez neutro. ph7. Deben estar entre 18 y 20 grados de temperatura y entre 35 y 50% de humedad. Exponer -lo menos posible- a la luz incandescente entre 50 y 75 luxes.

AMBROTIPOS Y FERROTIPOS

En virtud de que los daguerrotipos tenían un alto costo y cierto peligro en su uso, por el trabajo de los fotógrafos con las emanaciones de mercurio, altamente tóxicas, se buscaron otros soportes más seguros y de menor costo.

Los ambrotipos se hacían sobre placas de vidrio y tuvieron corta existencia. Duraron hasta 1865. La imagen se forma sobre una emulsión de colodión húmedo (solución de algodón y ácido nítrico y sulfúrico disueltos en éter) sensibilizada con plata.

Los ferrotipos, por lo barato de su costo, duraron hasta entrado el siglo XX, más o menos hasta 1915. Fue una variación del proceso de colodión húmedo, usando como soporte de la imagen una placa de hojalata laqueada en negro por ambas caras. Sus imágenes son planas, de tonos grisáceos y con no mucho contraste. Algunas veces se barnizaban para aumentar el grado de protección y darles también brillo.

Ambos soportes son, como el daguerrotipo, sólo positivos y de imagen espejo-invertida. (Ver sombrero del soldado en foto de arriba).

FOTOGRAFIA EN PAPEL

ALBUMINAS

Los fotógrafos luchaban por poder hacer múltiples copias de una foto. El único intento hasta entonces fue el calotipo, (inventado por Henry Fox Talbot en 1840 y patentado) que permitía hacer positivos por contacto sobre papel, pero la calidad era pobre, pues el papel usado era el corriente de escribir. Las irregularidades del grano del papel se transmitían a la imagen. No consiguió desplazar al daguerrotipo, por la calidad de su imagen. El tema era conseguir una superficie homogénea, pero no encontraban los productos químicos adecuados para hacerlo. Un impresor fotográfico, Louis Désiré Blanquard, soluciona el problema, cerca de 1850: cubriendo las hojas de papel con clara de huevo salado y batido a punto de nieve, de modo que la superficie del papel adquiera brillo; esta capa era sensibilizada con una solución de nitrato de plata y las sales de plata no llegaban a impregnar las fibras del papel, y la imagen salía con muy buena definición. Las albúminas se usaron hasta 1895 ó 1896, pero el papel albuminado se siguió fabricando por muchos años más. El papel revelado se montaba sobre cartón. La imagen final, ahora sí, aparecía en la posición correcta, ya no invertida, y con muy buena definición. En 1888 una sola fábrica en Dresden, Alemania, rompió más de 6 millones de huevos para su producción. Gran parte de la historia de nuestros antepasados está en albúminas. Con este tipo de fotos se ponen de moda las "cartes de visite", que son como tarjetas personales con fotos. Las imágenes tenían originalmente un color canela, que se amarillea con el paso del tiempo. La emulsión tiende a resquebrajarse y se oxidan.

PAPEL GELATINADO DE REVELADO QUIMICO

Con el slogan "you press the bottom, we do the rest" ("usted oprime el botón, nosotros hacemos el resto"), en 1884 George Eastman, de New York, inventó el papel de revelado químico, que consistía en un papel de revelado impregnado en una gelatina seca de cloruro de plata, gelatina-bromuro de plata o gelatina-clorobromuro de plata. Los fotógrafos, anteriormente, tenían que transportar las placas con todos los productos químicos y el revelado se hacía por exposición a la luz solar. Con los nuevos pequeños negativos, la sensibilidad del papel de revelado producía la imagen rápidamente bajo la luz eléctrica, y se podían hacer ampliaciones. Este proceso dominó todo el mercado definitivamente cerca de 1905. Son las fotos en blanco y negro de siempre. Pronto la Kodak-Eastman pondría también en el mercado el rollo fotográfico.

Las condiciones de conservación de las fotos dependen en mucho de que no se expongan demasiado a la luz. La luz crea las imágenes, pero también las degrada. Nunca deben tocarse sino por los bordes, y en lo posible con guantes de algodón. La presencia en las fotos antiguas de sales de plata, u otros metales, produce oxidación. Nunca ponerles clips o sujetadores metálicos. Deben guardarse en ambientes limpios. Si se ponen las fotos en álbumes, estos deben estar libres de ácidos; nunca deben ser plásticos de PVC, sino de polyester; las hojas de los álbumes también deben ser papeles libres de ácidos. Las casas fotográficas venden estos papeles. La fotos "enfermas", con hongos o insectos deben apartarse de las sanas, pues caso contrario se producirá el contagio de las infecciones. Para conservar la imagen es importante digitalizarlas, aunque el valor del original siempre es mucho mayor y debe guardarse con cuidado. En el caso de digitalizarlas, no dejarlas solamente en el disco duro de la computadora, sino tener un "back-up" copiado en un CD, DVD o una memoria complementaria.

PROBLEMAS Y "ENFERMEDADES" DE LOS DOCUMENTOS>>>>Continúa>>>